jueves, 24 de septiembre de 2009

24 de septiembre




No te acerques, me quemas. Me quemas tanto que me cuesta respirar y no me gusta. Me gusta cuando no estás, porque me gusta tener la sensación de que no te echo de menos. Pero no aparezcas porque ya no estoy. Me quemabas, ahora ni siquiera siento frío. He ganado.

3 comentarios:

Dara Scully dijo...

Y que se fastidie.


miau
en
un
avión
supersónico

Ela dijo...

y ahora que no se queje!

Coco dijo...

eso le pasa por jugar con fuego, ahora el escaldado es él :)