jueves, 26 de febrero de 2009

26 de febrero



Al entrar por la puerta y cerrarla Nadia tuvo la sensación de que había alguien justo detrás de aquel portazo y fue a abrirla siguiendo un impulso irremediable mientras echaba a correr en dirección al muro de detrás. Y sí, allí estaba.


- ¿Te quedas a cenar?


- Me quedaré toda la vida, si me dejas.

11 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

No me digas que el texto es de "Florencia y Ruiseñor" porque me muero de la emoción. ¡Ese libro es una maravilla!

Muá :]

àngela dijo...

Tooooooooda la vida

Me gusta, cortito pero precioso

Paula dijo...

Sí,
si te dejo.

Pero promete que será para toda la vida.

;)

.Amazonica dijo...

Quédate,y no te vayas nunca.
Muuy bonito :)

un beso

I me mine dijo...

Me gusta cómo escribes.
Es genial, porque tus textos ni me empalagan ni me dejan fría.
:)

Coco dijo...

hermosooo :)

un besito cuore ;)

Albademadrugada dijo...

como no iba a dejarle :__
besito boniiita,
:)

AAN dijo...

Si me dejas...

(Por cierto, qué blog tan elegante tienes, guapa).

iris dijo...

gorgeous! i always save the photographs from your blog on my computer.

Camaleona dijo...

Para siempre...

Dara Scully dijo...

-¿Tú qué crees?
No hizo falta que respondiera. Entró, buscó su cuerpo, y se perdieron ambos en un abrazo que sabía responder a todo.


Un miau, bonita.