miércoles, 4 de febrero de 2009

5 de febrero

Ella era excesivamente inocente como para darse cuenta de que la gente pensaba que perdía el tiempo. Quién sabe si lo hacía...

Un, dos, tres...

A veces la vida nos pasa como un cuentagotas.

(Por si pasa demasiado rápido déjala contar los lunares de tu espalda)


(ylm-spain, gracias por la confianza)


7 comentarios:

Calypso dijo...

La vida es así de caprichosa...Cuando quieres que el tiempo avance parece que las manecillas del reloj no se mueven..

Quizás la gente piense que pierde el tiempo...O quizás sean ellos los que pierden el tiempo juzgándola sin entender las lecciones que le proporcionan ese tiempo y su inocencia...

Un abrazo!=)

Coco dijo...

como para no confiar en ti, leti :)

un besito

Albademadrugada dijo...

cuentagotas, undostres.
Cuántas entradas sin ver! me encanta la anterior :__
besitoo

Sara dijo...

La vida empieza despacito pero, a mitad de camino, coge carrerilla y el resto pasa como un relámpago...

YLM-SPAIN dijo...

¡¡ Objetivo cumplido !!

Quién se atreve a juzgar lo que es perder el tiempo...

Paula dijo...

Todo en exceso: está mal.
Pero... ser inocente, ¿también lo está?.

Un beso.
;)

Soy dijo...

Todo tiene su sentido si lo haces con un propósito, sea cual sea.
Bueno soy media nueva en esto de los blogs xD y me he pasado por aquí para quedarme un ratito :)
Dices mucho con tan pocas palabras
saludos!