sábado, 21 de febrero de 2009

23 de febrero




"Un día, cuando llegaste creí quererte, pero me arrepentí al ver que me estaba dividiendo mi vida en dos (tu parte y la mía, que al final era una sola) y te dije que te fueras. Casi me parece que era hoy aquella tarde y dentro, muy dentro siento cómo que me falta el aire. Si vuelves no llames a la puerta, empújala suave, y siempre ha estado abierta por si volvías."


Anna levantó los ojos del papel y lo arrugó. No, todavía no era el momento de volver.


3 comentarios:

Albademadrugada dijo...

Si vuelves no llames a la puerta, empújala suave
y despiertame con un beso.
(_: beso bonita

aLba (*) dijo...

habra q volver .... si sabemos q lo que nos podamos encontrar no nos hara daño ...

Coco dijo...

volver es siempre muy difícil
un besito amore :)